Equipos de liofilización

Desde el equipo piloto de alta tecnología hasta el de producción altamente eficiente

Equipos de liofilización - OPTIMA pharma
Los líquidos farmacéuticos sensible requieren, cada vez más, que se prolongue su vida útil mediante liofilización. La marca Klee ofrece soluciones para todos los requisitos con su amplio espectro de máquinas: Desde el equipo piloto de alta tecnología hasta equipos de producción altamente eficientes para viales, jeringuillas, ampollas, individuales o a granel.

El moderno edificio de producción de Optima Pharma se ajusta a la situación técnica más avanzada. Hay disponibles los medios siguientes para todos los procesos necesarios: Vapor muy puro, agua CIP y nitrógeno líquido. De este modo los equipos de liofilización pueden funcionar en condiciones originales. El montaje, la puesta en servicio y el FAT se realizan en naves de 2 plantas. Esto permite la prueba y recepción en condiciones reales. De este modo se ahorra valioso tiempo en la puesta en servicio in situ, la cualificación (IQ, OQ) y la prueba final de rendimiento (SAT). 
Ingeniería 3D
basada en el proceso
Gestión del proyecto
dividida en fases
IQ/OQ/PQ
Aseguramiento de la calidad
Integración en
equipos llave en mano

Otras informaciones

Obtenga más información sobre los equipos de liofilización, soluciones y servicios de OPTIMA pharma.

Equipos de liofilización de OPTIMA pharma

Orientado al futuro, innovador y según sus requisitos individuales

Equipos de liofilización

Sus necesidades son básicas

El diseño de nuevos equipos y el reequipamiento de los existentes depende de muchos factores. Los requisitos del proceso, las características del producto y su situación espacial se tienen en cuenta. También el nivel de automatización deseado (manual, semiautomático o automático) influyen decisivamente en la selección del sistema de carga apropiado. Optima Pharma ofrece la solución precisa para satisfacer sus requisitos. El montaje, prueba y puesta en servicio del sistema de carga y descarga y el equipo de liofilización pueden realizarse conjuntamente en la planta de Mornshausen.

Equipos de liofilización

La técnica de edificio más moderna

Optima utiliza la técnica más moderna para construir equipos en condiciones reales. Tanto los equipos de un piso como los de dos pueden adaptarse a la arquitectura del cliente y simularse contornos de interferencia. El montaje y desmontaje, así como el transporte del equipo se prepara totalmente en el edificio. Los equipos salen del edificio de producción en un camión cerrado. Esto garantiza un suministro óptimo al cliente y acelera la instalación posterior in situ, lo que ahorra valioso tiempo hasta la introducción del producto.

Tecnología de Proceso de Liofilización

Seguridad de proceso y eficiencia por encima de todo. Entrevistado: Stephan Reuter, CEO de Optima Pharma

¿Cómo funciona un equipo de liofilización?

Informaciones sobre la liofilización y sus procesos

La liofilización, llamada también criodesecación o secado por sublimación, es un procedimiento para el secado cuidadoso de productos de alto valor. Durante la liofilización se subliman los cristales de hielo directamente, sin transición al estado líquido. El producto final de la liofilización se llama liofilizado. La liofilización en la industria farmacéutica se realiza como proceso por lotes.


Procedimiento

El equipo de liofilización consta, normalmente, de dos depósitos. Los depósitos de cámara y de condensador están unidos por medio de una válvula intermedia. El producto que debe secarse está en superficies calentables y enfriables y se congela bajo presión atmosférica. En el condensador hay montados serpentines por los que circula directamente refrigerante o salmuera fría.


Secado primario

En el paso de secado primario se sublima el agua que contiene el producto. Esto se basa en el principio de que el agua también tiene una presión de vapor suficientemente alta, cuando está congelada, para pasar directamente de estado congelado a gaseoso. Para ello se crea un vacío. Durante la sublimación se absorbe energía. Dado que esta energía se obtiene de la temperatura ambiente, la temperatura de las superficies de soporte bajaría durante el proceso. Para mantener la temperatura constante se añade a las superficie de apoyo tanto calor como pueda absorber el agua en forma de energía de sublimación. Durante el proceso de secado, la atmósfera de las cámaras consta, casi exclusivamente, de vapor de agua que se precipita como hielo en los serpentines fríos del condensador. 


Secado secundario

En el proceso posterior se produce el secado secundario, en el que mediante el calentamiento posterior se elimina más cantidad de agua absorbida por el producto. El enfriamiento de las superficies de soporte se realiza por medio de intercambiadores de calor que están conectados al sistema de frío primario, puede suministrarse directamente refrigerante en el condensador. Las temperaturas del condensador están, normalmente, entre -75 °C y −90 °C. La descongelación del condensador se realiza con vapor en vacío.